[…] muchísimo en nuestro placentero viaje por el mundo tejeril, pues si sumamos al punto revés el punto derecho antes aprendido ya, podremos obtener el conocido y bello punto de […]

Responder